– Lluvia, frío, niebla, calor…


Ayer salí de Barbadelos, al poco comenzó a llover, así casi hasta Portomarín, donde comí y continué hasta Gonzar, también con lluvia.

El trayecto es fácil, y debe ser bonito, pero entre la niebla, la capucha para la lluvia y que vas cabizbajo para que no te molesten las gotas, no te enteras de nada.

Hizo frío y calor a ratos, viento y niebla, lluvia, solo me falta granizo y nieve… Pero es que este último elemento meteorológico no toca. Eso sí en Castilla vi un inicio de tornado, me dejó boquiabierto pues no creí lo que veia hasta que me acerqué y se desplazó perdiendo fuerza. Fue la paja que había en un rastrojo que se levanto como una pared circular de unos 20 metros de diámetro y 30 de altura. Era un cilindro vertical de círculo perfecto. Pensé que lo producía una maquina, al ver que no había intervención humana quise fotografiarlo pero ya se desplazaba y había perdido la consistencia del principio. Cuando llegue a casa editaré la foto y si se ve el fenómeno lo pondré en este post.

Pues bien, ya casi he visto los elementos meteorológicos más comunes, como antaño, pensé que acabaría el camino sin lluvia ni frío. Sin embargo no parece que a Galicia le haya llegado el dichoso Cambio Climático.

Hoy el día está nublado y todos nos quejamos de cansancio y bajón. Pensé que era yo solo pero es generalizado, debe ser que las bajas presiones nos afectan y sin embargo no sé porqué. Pienso que a más presión atmosférica más peso encima nuestro y es al contrario…

Hoy he salido de Gonzar y he llegado a Melide. Unos 32 km, solo me quedan 50 para llegar a mi destino y dos días después ver a mis hijos 🙂

El trazado es fácil, he visto muchas setas y eso me anima, en cuanto llegue a BCN indagaré si ha llovido y daré alguna vuelta en búsqueda de tan satisfactorio manjar. Ah !!! He cogido 4 Rossinyols (rebozuelos) pero al no encontrar más para cocinar los he dejado.

Y ahora voy a comer pulpo que es especialidad de Melide.

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

Anuncios

La guadaña


Antes de hacer mi primer Camino de Santiago vine de vacaciones a Galicia con 4 amigos. Viajábamos en coche y dormíamos en tienda de campaña (de esas pesadas de antes del Cambio Climático y de Decatlhon). Nos fascinaba aquella Galicia, más alejada de la situación social y económica de la Catalunya del momento. No habían enriquecido a los gallegos los tragimanejes de los contrabandistas. En esa época Galicia era muy rural similar a las películas “El Bosque Encantado” o “Amanece que no es poco” Nos impregnamos de música del lugar: Milladoiro, de libros sobre leyendas y tradiciones y al cabo de una semana estábamos acojonados en cuanto se ponía el Sol. Supimos que las leyendas explicaban que la Santa Compaña era una procesión de ánimas en pena que vagaban por la campiña por las noches con un vivo que portaba una cruz a la cabeza de la procesión. Éste deseaba encontrar otro vivo para librarse y cargarle la cruz y la procesión.

Las historias de Meigas y la muerte con su guadaña nos acongojaban y, siendo todos universitarios, no pudimos evitar ciertos momentos de miedo y pánico. Estábamos preparando el lugar de la acampada cuando, con el sol ya escondido, vimos aparecer en el camino una guadaña que ascendia. Era un pequeño cambio de rasante y debajo de la guadaña vimos que era portada por una vieja que sonreía desdentada, absolutamente de negro y tapada con velo del mismo color. Nos miramos sin articular palabra, y sin dar razón a lo que nuestra mente nos decía que era imposible, nos juntamos y temimos lo peor. Al cabo de unos segundos apareció un hombre, debía ser su hijo, e iba montado y sonriente en un motocultor. Agradecimos tanto esa situación cómica que rompía con la que temíamos, que respiramos aliviados. Era un ejemplo del estado mental y emocional en que nos encontrábamos. Pasamos miedo y tensión. Fue emocionante.

Al año siguiente Pepe y yo hicimos el camino (ambos habíamos estado en las vacaciones anteriores), recorrimos la Galicia interior durante horas y horas, también por el atardecer, y no vimos nada extraño ni nos envolvió el ambiente del año anterior. Pisamos.el terreno y la Santa Compaña no apareció. Otro mito desmentido… Creo…

Hoy he recorrido los mismos caminos desde Samos a Barbadelo, pocos kilómetros. Voy un día adelantado y no sabía si quedarme en Sarria o adelantar. Tras pasar unas horas leyendo periódicos atrasados, la prensa del corazón (sic), mapas y rutas, después de hablar de política con los lugareños y hacer compras de intendencia alimenticia he optado por llegar a Barbadelo. El camino ha sido hermoso, verde, frondoso, con niebla y con lluvia finísima! calabobos. Es la Galicia profunda, intensa, bellísima, que sube y baja por sus montañas. Vale la pena que lo hagas, sobre todo si debes olvidar problemas con la ex o si deseas reflexionar mientras gozas del trayecto.

Para comer en Barbadelo “La casa de Carmen” y para pasar un buen rato con el barman, “el bar de la escalinata” enfrente del albergue público de Sarria..

He disfrutado de la conversación agradable, bajo un gigantesco roble, cervezas y vino, con los que estamos albergados en el pueblo.

La tormenta amenaza, no llueve, espero que mañana aguante.

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

Samos corazón de Galicia.


Si Santiago de Compostela es el alma de Galicia, su corazón está en el Monasterio Benedictino de Samos.

Parece ser que el primer asentamiento religioso data del siglo VI pero no lo pueden probar con certeza, ya que al monasterio no le queda nada prerománico.
Se les ha destruido un par de veces, en el siglo XV y en el XX. Por esta razón el estilo es gótico tardío, renacentista, barroco y neoclásico. La última reconstrucción es de los años 50 del siglo pasado gracias a la ayuda de los benedictinos americanos (debió se el Plan Marsal Católico). Puesto que se quedaron sin obras de arte para colgar en los muros interiores, se les encargó a diferentes artistas del momento la confección de los frescos con la vida, obra y milagros de San Benito. Tuvieron el acierto de escoger a un cartelista de cine madrileño que se dedicó a dibujar a su musa: Sara Montiel, camuflada en las diferentes escenas milagreras del santo. A veces como fraile otras como reina de España goyesca. Algún que otro angelito negro y multitud de caras de personajes importantes para el monasterio en ese momento.

Hoy he hecho el recorrido de O Cebreiro a Samos. Es largo pero hermoso. Recorres Galicia por las cotas más altas, desciendes y vas de aldea en aldea, rodeado de frondosos bosques con castaños gigantescos, helechos, ríos de aguas pristinas que sin embargo deben ser el orígen de las diarreas de vacas que hay en las calles de todas las aldeas.

Para los lugareños, del inicio del tramo gallego, somos transparentes. Creo que no nos ven pasar, pues ni te miran. Me ha sorprendido esta actitud pues hasta hoy, en todas partes nos saludaban cuando no te animaban. Una escena, 3 lugareños a los que pregunto:
– Buenos días
– Hola
– ¿Qué avanzaré más por el camino o por la carretera?
– ummmmm ( se encogen de hombros )
– Gracias, adiós
– Silencio

Otra escena, tengo sed, paso por un pueblo y busco una fuente. Un lugareño sube con una garrafa recién llenada de agua.
– Hola, buenos días
– Hola ( sin mirarme )
– ¿Hay alguna fuente por aquí?
– abajo
– Gracias, desde la fuente… ¿puedo coger el camino siguiendo la carretera?
– Si quiere…
– Ah! Gracias, Buenos días.
– Silencio, y toda la conversación sin mirarme ni parar de caminar.
La verdad es que me ha hecho reir. No sé si a algunos les molestamos o es que son así y pasan de socializarse.

Por contra, al pasar por Triacastela me he encontrado con el mercado semanal, bullicioso y alegre. Al final del pueblo unos entoldados me han recordado los garitos de comida en las fiestas de los pueblos. Le he preguntado a una de las chicas que atendian y me ha explicado que los hacían en diferentes localidades donde había feria y que ofrecian Pulpo do feria (hasta ahora lo conocía como pulpo gallego) Me he comido una ración a pesar que ya había comido. Ha valido la pena por la calidad y por la simpatía de la chica.

Este post está escrito junto a una ermita prerománica y un ciprés de más de 1000 años.

Albert no us he abandonat, qui us ha fet creure aquesta idea.

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

– O Cebreiro


En el 82 hice el Camino, ni que decir que ni había albergues, ni comercios, ni chinches.

Subimos hasta O Cebreiro, el primer núcleo habitado de Galicia. Era un día de finales de agosto fresco y lluvioso como.eran todos antes del cambio climático. Llegamos agotados y tengo el recuerdo de un fraile o cura que nos recibió en su rectoría y nos ofreció la sopa del peregrino. No recuerdo de qué debía estar hecha pero fue la mejor sopa de mi vida. Desde aquel momento aprendí a comer sopa. Antes la odiaba. Nos enseñó un truco. Si a la sopa le añades un poco de vino gana en sabor. Siempre he tenido ese recuerdo entrañable de O Cebreiro y de su párroco.

Hoy he llegado a O Cebreiro, está muy bonito, pintoresco, restaurado todo el núcleo por la Xunta… Pero no es lo mismo. El cura se murió y se le honra por ser un impulsor del camino. Era el único que atendía a los escasos peregrino de entonces. Acabará siendo un Santo pues tiene placas y monumentos, además de su sarcófago en la iglesia, cual santo de antaño y como establecen los cánones.

En la encantadora iglesia restaurada junto a una palloza, también restaurada por la Xunta que explica en un cartel que lo ha hecho esa administración  -afeando la pobre palloza-, como decía más atrás en la iglesia la música sacra, la iluminación y el olor relajan al peregrino y al visitante.

Todo está perfecto, los 4 restaurantes del núcleo, las casas rurales, las tiendas para turistas con su música celta ambientando un lugar que podría ser la aldea de Asterix. Tanta prosperidad se debe a la acogida que ese cura procuraba a los pocos que nos aventurábamos por aquí antes del cambio climático. Ahora el párroco tiene nombre en sus estatuas y placas de homenaje: Elias Valiña Sampedro.

El sitio es acogedor pero… No sé… hecho en falta un Zara y un Corte Inglés… todo llegará.

Ayer salí de Molinaseca, recorrí la casi totalidad de distancia del tramo por atajos, caminando por la Carretera Nacional, me va mejor para los pies. No vi ni un peregrino hasta que ascendí por Cacabelos (me salté La Moncloa porque Prada ya no lo regenta -también se divorció-, otro buen recuerdo de mi primer Camino). Me alejé mucho de la ruta marcada y me fui hasta Carracedelo, dirección a las Medulas (las cuales visitaré en breve). Allí comí en el Restaurante “la isla” en las piscinas del pueblo: perfecto, calidad y cantidad, precio adecuado para separado con grandes cargas familiares. .

Dormí en Villafranca del Bierzo y cené con una compañera de mi trabajo: Tina y sus amig@s. Setas del Bierzo, fundamentalmente Rosinyols (rebozuelo), buenos vinos de la comarca, pimientos, huevos de gallina de las de antes del cambio climático, pan blanco y pan de centeno… ¡Cómo disfruté! Viven muy bien en el Bierzo, al menos en Verano. Ahora entiendo las razones de los templarios… Creo que Matilde Asensi se equivocó.

Y hoy… “P’aa arriba” a subir hasta O Cebreiro. He optado por ir para la antigua carretera nacional. Recuerdos entrañables de mi época de transportista. El ascenso es suave (entiéndeme, no tan acentuado como por el camino marcado) tal vez no es tan bonito y haces más kilómetros pero si vas mal de pies te lo aconsejo). Los pies llegan mejor y tu nivel de glucosa al mínimo. Menuda caminata !!!

Ya estoy en Galicia, en nada estoy con mis hijos.

Salut y CUSTODIA COMPARTIDA YA

– Me acerco al Sil


Cuando estaba descubriendo el mundo, nada más salir de la adolescencia, tenía mucho interés por conocer, por entender el mundo. Leía Filosofía, Ciencia, tradiciones, leyendas. Buscaba el qué de las cosas como si algún sabio primigenio hubiera descubierto la esencia de las cosas, la esencia de la realidad.Ahora ya sé que no existe nada absoluto, que esa busqueda solo servía para hacerme más preguntas e ir aprendiendo… quedándome al final igual que Sócrates.

En esa época me interesé mucho por el mundo céltico, su música, leyendas, orígenes, conocimientos… La tradición decía que el Sil era su río sagrado y que por eso templaban sus espadas en sus aguas (vaya usted a saber) Un día en que viajé a Ponferrada por trabajo me fui a la orilla del río, lo observé atentamente, toqué sus aguas… Nada era igual que todos, solo quedaba el mito. Otra búsqueda que me llevó al relativismo de la verdad.

Bien mañana pasaré por Ponferrada con su castillo templario (una razón más para comprobar la veracidad sobre las virtudes del Sil) y pasaré por encima del Sil, esta vez sin molestarme en comprobar la veracidad de la leyenda. Ya soy mayorcito y las he visto de todos los colores.

Sin embargo, la comarca del Bierzo es especial. Ayer después de comer continué hasta Santa Catalina de Somoza. He comprobado que por lo general los albergues privados tienen más fuerza que los públicos. En Santa Catalina de Somoza el público estaba mal señalizado, un par de niños lo atendían, me dijeron que les pagara los 5 € a ellos y que fuera a sellar la.credencial al privado. Ante tal desmadre opté por ir al privado que está justo a la entrada del pueblo. Vale lo mismo, está bien y lo aconsejo.

Hoy he recorrido unos 35 km. Muy bonitos, con pueblos, personas, paisajes maravillosos. La mitad del camino es subida, la otra mitad bajada. Prefiero la subida pero por la tarde me he pegado una panzada de bajar hasta llegar a Molinaseca. Asciendes hasta la cruz de hierro de Foncebadón. Está en un lamentable estado y lleno de basura. Los pueblos que pasas tienen encanto y los albergues y hospitaler@s también. He llegado a Manjarín, pueblo abandonado con un albergue regentado por todo un personaje conocido por todo el camino: Tomás. Cuando llegas a su albergue te asombra lo pintoresco del sitio. Cuando pueda editarlo con un PC pondré fotos. Tomás acoge a diferentes peregrin@s. Carece.de luz y agua pero se percibe un ambiente familiar. Me ha sorprendido el lugar con mucha quincalla sobre el camino a la venta. He comprado una moneda templaria que da el pego para mi hijo mayor. Hablando hablando me han invitado a su mesa a comer. Federica ha preparado un arroz con vegetales buenísimo. Al marchar me han explicado un atajo. Tras salir de Manjarín a 20 minutos te encuentras la carretera para cruzarla, como a 5 metros a la dcha escondido hay la entrada a un camino cerrado con una barra. Ese camino te lleva recto a El Acebo. El atajo es hermoso, tranquilo y me he cruzado con dos rebecos, creo. Los pies duelen en la bajada pero el paisaje y llevar el sol por delante vale la pena.

Al final he llegado a Molinaseca. Es muy bonito. A la entrada está el puente medieval sobre el río que lo han convertido en una piscina. Genial !!!!

Hay dos albergues el público y el privado. El hospitalero que ahora regenta el privado fue hospitalero del público, donde el Papa Benedicto XVI pasó una noche en el 2000  y escribió una postal para el Hospitalero al cabo de un tiempo en la que firmaba como Louis Joseph  futuro Papa Benedicto XVI. Está claro que este Papa se merece ser santo pues como milagro se le puede atribuir que ya sabía lo que pensaba el Espíritu Santo mucho antes que se lo dijera al cónclave que lo iba a elegir.

Finalmente el albergue municipal está muy bien y es encantador y para cenar os recomiendo el mesón El Palacio, tras pasar el puente el primero. La relación precio-calidad es excepcional. Gerard, quina sopa m’he pres. Albert et porto una moneda templaria.

Salut y CUSTODIA COMPARTIDA YA

– Hoy he soñado que algo muy bueno me ocurrirá


Los sueños, lejos de ser premonitorios, pienso que son reflejo del estado de ánimo que tengas, de las preocupaciones o de las expectativas. El inconsciente trabaja constantemente y reproduce o imagina nuestros estados mentales de la vigilia. Imagino que ensaya las situaciones a las que se debe enfrentar, positivas si tus expectativas son favorables, negativas si estás desbordado por los problemas.

Hoy me siento muy bien, he dormido perfectamente en el albergue Ana de San Martín del Camino. Os lo aconsejo.

He soñado algo que me hace ilusión e investigaré a ver si es posible que se materialice.

El paisaje ha cambiado definitivamente. Ya es verde. Me anima muchísimo ver árboles y montañas al fondo. Ya se intuye Galicia. He pasado por Hospital de Órbigo un pueblo muy bonito y con gente agradable. Ahora estoy comiendo en Astorga y son fiestas mayores. Después pensaré si continúo o me quedo.

Intento hablar con mis hijos, al igual que mi familia y es difícil conectar con ellos. Mi ex los ha colocado en diferentes casas de sus hermanas y continúan con el secuestro emocional. Si tanto deseaba la custodia exclusiva… ¿por qué los coloca con sus hermanas? Ellos están bien, los alejan de forma sutil pero efectiva de la conexión conmigo. De esta forma, sentimentalmente los voy perdiendo. Mi familia intenta conectar con ellos y tampoco pueden. ¿Puede uno de los cónyuges colocar a un hijo con otro familiar suyo y que viajen a más de 150 km? Ya lo investigaré.
Grrrrrr

CUSTODIA COMPARTIDA YA

¿Camino de Santiago o… de negocio?


Hoy he salido de León siguiendo mi propia ruta, de tal forma que si atiendes a los caminos alternativos en un mapa o en Google Maps puedes ahorrarte muchas vueltas tontas del camino. La BlackBerry es una maravilla, gracias Mariano.

Si has visto León ayer ¿Por qué volver a caminar por los mismos sitios? Te puedes ahorrar desde el albergue municipal 7 km.

Después discurre el camino por el páramo leonés, monótono y cerca de la carretera. El color verde comienza a abundar, parece que abandonas las grandes extensiones sin árboles y con el color amarillo como acompañante.

Desde el inicio del Camino en Roncesvalles se observa el interés por hacer negocio.

1- es un verdadero desfile de ropa, material deportivo y complementos de Decathlon (espero haber colocado bien la h). La ropa y material más “guay” se veía al principio, a estas alturas, mejor a estos 500 km de la salida, los pocos irreductibles que quedamos no tenemos tanto material deportivo. Debe ser que somos ya pocos los del Estado Español y Francés y hay más personas de la Europa del Este, Ásia, Alemania… Y por lo que observo ellos no son tan asiduos de Decathlon.

2. Los negocios de los respectivos lugareños. El camino mueve millones: alojamientos, restaurantes, entradas a monumentos, supermercados,farmacias (menudo chollo que tienen, son los más beneficiados), masajistas, podólogos, autobuses, RENFE, taxis, transportistas de mochilas, zapaterías, comercialización de productos de marketing, vending… En fin, la cadena del negocio es tremenda.

3. Como consecuencia se le “torea” al/a la peregrin@. En la zona de León hay una verdadera caza del peregrin@ para que se aloje en los albergues privados. Los que tenemos pocos recursos (por ser padres separados con fuertes cargas familiares) o haber escogido un turismo sostenible y barato, preferimos los albergues públicos. Suelen estar bien, son baratos y cuentan con todos los servicios, sobre todo la cocina, que te permite cenar económicamente. Por esta zona te confunden contínuamente para que te encuentres de cara con los albergues privados. Las flechas y marcas son contradictorias para que acabes en el privado. Por ejemplo, en el que estoy en San Martín del Camino. Antes de llegar al pueblo te confunden indicando que es público y que tiene licencia municipal ( los albergues municipales son los públicos ) Puesto que en mi guía no indicaba que existiera uno municipal, he decidido quedarme. Me ha gustado, el precio es razonable, 4 € y lo mejor, por 6 € tienes habitación doble o individual. Eso es lo que más me ha gustado. Después de muchas etapas sin poder dormir en condiciones, hoy podré evitar a los roncadores. Son el martirio del peregrin@. Una mala noche por un roncador y la etapa del día siguiente la llevas fatal. He visitado el albergue municipal (está unos 200 metros más adelante) y no he visto a nadie. Está claro que el privado, con malas tretas confunde para que todos caigamos en él. Y es de los privados mejores en que me he alojado. Tiene internet gratis pero la cocina va con monedas y no tiene ni aceite ni nada. Está claro que es para que cenemos en su restaurante. Así lo haré.

4. He tenido muchos casos de desverguenza por parte de los responsables de muchos establecimientos. Como saben que vas de paso te clavan en todo lo que pueden. Hasta les tiembla la voz al decirte el precio de un bocadillo o una cerveza. Ah! no comáis en el hostal antes de llegar a San Martín del Camino, a pesar de que veáis muchos camiones. Son unos timadores.

En otro momento hablaré de los peregrinos tramposos.

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

A %d blogueros les gusta esto: