– Mi homenaje a vosotr@s


Quiero hacer partícipe a todas las personas que leéis el Blog y participáis en la lista de los Padres de la Plaza del profundo agradecimiento que os debo por apoyarme y animarme en el día de ayer.

Las Nuevas Tecnologías, aplicadas con Sentido Común, y concretamente poder publicar un blog de forma tan fácil, además de las maravillosas prestaciones de la BlackBerry, me han permitido pasar ayer las horas de comisaría de forma mucho más llevadera. Me resultó una buena catarsis saber que casi en directo podía narrar qué estaba ocurriendo y como, mi ex, está perdiendo los papeles y evidenciando que tiene un problema y que, para solucionarlo, debe de buscar ayuda.

Gracias a que recibí vuestro apoyo en directo, y saber que os tenía al otro lado del ordenador o del móvil, evitó que me deprimiera en la absoluta soledad del inocente que ha sido acusado falsamente.

He de mostrarme generoso con este blog ya que es una válvula de escape, un muro en el que gritar, un gran rincón donde suelto los sacos de arena que me pesan y que no podría llevar encima si no tuviera este espacio virtual para dejarlos.

Gracias a los que me habéis llamado, escrito, invitado a eventos, orientado y aconsejado, y, en definitiva, a todas esas buenas personas que me estáis leyendo. Y ya lo dije una vez, quien más está apoyándome son mujeres: abuelas, madres, divorciadas, separadas… Ellas son una gran esperanza para que esto cambie YA.

Os lo repito. Muchas gracias 🙂

– El regreso y nueva etapa


Estoy en el camino de regreso, ya no me transportan mis pies, son las veloces ruedas las que me hacen volar a más de 100 por hora.

Después de casi un mes de valerme por mi mismo con todo lo más básico pero plenamente satisfactorio, inicio la vuelta a la cotidianidad, marcada este septiembre por la segregación forzada de mis hijos.

Hoy ha sido un lento despedirme de compañer@s del camino, personas que no volveré a ver nunca más, otras que seguro que sí. Olvidaremos los nombres pero no las sensaciones que restarán para todas las vidas de cada uno de nosotros.

En Santiago, y no sé por qué extraña razón, me he perdido continuamente, es como si la ciudad me raptara para que descubriera sus rincones más encantadores. Suelo tener un gran sentido de la orientación pero Santiago me confunde y me lleva a encontrarme con lugares fascinantes. Anoche anduve perdido. Seguro que no sería capaz de volver a donde estuve. Valió la pena. Me impresionó el mercado de abastos, las calles, parroquias, universidades…

Se come y cena muy bien en el “Restaurante Central” el menú es muy bueno y el precio asequible y adecuado para separados con hijos e hipoteca. Lo encontraréis en la zona de restaurantes al lado de la catedral. También es una buena oipción la “Pulpería Os Concheiros” buenos platos de tapas, buen vino, ambiente propio de la ciudad y sin turistas. Lo encuentras en un cruce siguiendo el camino y antes de entrar en el caso antiguo.

Y el mejor albergue: ACUARIO, precio muy asequible, ambientación y música hippie, y el alma del acogedor albergue: Ara, la hospitalera.

Imprescindible pernoctar en él. Sabiamente regido por la guapísima y encantadora Ara, te permite disfrutar las días que pases en Santiago.. Al entrar en Santiago de Compostela pregunta por el albergue en la oficina de información. Es el mejor precio, relativamente cerca del casco antiguo, tolerante con los que desean vivir la ciudad de noche. Está en el camino, algo escondido, en la Rúa Estocolmo, 2-b. Un beso Ara.

Para despedirme de peregrinos que he conocido en diferentes etapas he vuelto a la Catedral, a ver quién llegaba hoy. Parece que me he adelantado unos dos días a las personas que iban en mi grupo. Y eso que me frené un día… Ejem, ejem… Modestia…

La verdad es que me interesó avanzar para estar 4 días con mis hijos antes de volver al trabajo. En el último minuto he visto a la guapísima Romina. Un beso, me ha hecho mucha ilusión verte. Miriam, la alemana, me ha sabido mal no poder despedirme de ti, al igual que mi querido japonés teñido de rubio: Shinichiro, mi amigo Andrés al que todavía no te he podido dar recuerdos de Sheila.

En la Catedral, abarrotada, he podido ver peligrosamente cerca como montaban y balanceban el botafumeiro. Lo hacen en días excepcionales o cuando alguien paga 240 €, me han dicho. Estos curas… siempre llorando… Parece ser que la razón del botafumeiro es que en la Edad Media, cuando llegaban fatigados y sudorosos los peregrinos el olor a humanidad era insoportable. Solución nos montamos una gran copa con incienso que se nos balancee por nuestras cabeza.

Pero la misa me ha impresionado, me ha embargado la emoción de gentes de todo el mundo, muchos llorando de poder estar allí, soy ateo pero no insensible. Aunque me hayan dado una Compostela (certificado de haber hecho el camino) de segunda 😦 ya lo explicaré.

Albert, Irene i Gerard, demà estic amb vosaltres!!!

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

– CON DOS COJONES


CON DOS COJONES

Han sido alrededor de 1.000.000 de pasos, unos 300 litros de agua, unos 30 de vino y 15 de cerveza, 28 días de caminar, 280 horas en el camino, 2 novelas completas, 5 películas, 500 fotografías, 1 kg de Rossinyols, 18 barritas energéticas, algunos kg de fruta, algunas barras de pan, 28 albergues, no sé cuántas horas de conversación en todas los idiomas, casi 30 post…

Catalanes, italianos, alemanes, españoles, franceses, ingleses, japoneses, húngaros, polacos, koreanos, chinos, americanos, australianos, canadienses, portugueses, suizos, rusos, holandeses, austriacos, méxicanos, belgas… Y algunas nacionalidades más que me dejo son con quienes he hablado en el camino.

Algunas misas, algunas bendiciones, mucha música sacra… E infinidad de horas de reflexión y añoranza.

Buenas amistades y muchos adioses.

El camino te da y te quita, te abastece pero te hace valorar. No hace falta buscar, el camino te muestra y encuentras lo que en ese momento necesites: tranquilidad, cobijo, amistad, comida, agua…

Este post está escrito desde la Catedral de Santiago durante la misa, en parte cantada, del peregrino. Es muy hermosa. Soy ateo pero sí de tradición cristiana-católica y me llena esta música.

La decepción más grande… el Pórtico de la Gloria está en obras. Es muy injusto 😦

Fills demà passat estic amb vosaltres!!!

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

Gracias a los que me habéis animado


Ahora me encuentro en la cafetería del campo de refugiados del Monte do Gozo, saboreando los instantes finales del Camino y a punto de iniciar las últimos Km para entrar en Santiago.

Hasta aquí he llegado por que me apetecía y gracias al ánimo que tantas personas me habéis proporcionado por el blog, por sms, de viva voz antes de dejar el camino, por móvil, por msn…

Gracias.

Nos vemos el año que viene en Finisterra!!!!!

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA !!!

– Ya veo Santiago


Hoy he hecho 50 km, quería quedarme a 18 de Santiago y al final he llegado al campo de refugiados del Monte del Gozo. Es igual que un campo de refugiados donde una explanada inmensa alberga infinidad de barracones ¿Tantos peregrinos llegan?

He ido de Melide al Monte del Gozo (por aquello del gozo de ver Santiago desde el monte tras 800 km de duro caminar) El trayecto que he realizado es muy largo, agradable y fácil. Con calma se recorren los 50 km en unas 11 horas. Caminas casi todo el tiempo cubierto por los bosques de eucaliptos. Se nota que es una especie foránea que quema el suelo. Sin embargo he recogido 1 kg de setas, Rossinyol (rebozuelo) que hemos comido en revoltillo de tortilla. No lo puedo evitar veo setas comestibles y las he de recoger. Estaban buenísimas.

Llegas al campo de refugiados del Monte del Gozo y ves infinidad de personas que no has visto en el trayecto, ¿Cómo lo han hecho? ¿En taxi? Hay mucho peregrino tramposo.

Bueno, mañana acabo, es la etapa más corta: 5 km, ya se acabó… Snif pero por contra veré en 3 días a mis hijos.

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

– Lluvia, frío, niebla, calor…


Ayer salí de Barbadelos, al poco comenzó a llover, así casi hasta Portomarín, donde comí y continué hasta Gonzar, también con lluvia.

El trayecto es fácil, y debe ser bonito, pero entre la niebla, la capucha para la lluvia y que vas cabizbajo para que no te molesten las gotas, no te enteras de nada.

Hizo frío y calor a ratos, viento y niebla, lluvia, solo me falta granizo y nieve… Pero es que este último elemento meteorológico no toca. Eso sí en Castilla vi un inicio de tornado, me dejó boquiabierto pues no creí lo que veia hasta que me acerqué y se desplazó perdiendo fuerza. Fue la paja que había en un rastrojo que se levanto como una pared circular de unos 20 metros de diámetro y 30 de altura. Era un cilindro vertical de círculo perfecto. Pensé que lo producía una maquina, al ver que no había intervención humana quise fotografiarlo pero ya se desplazaba y había perdido la consistencia del principio. Cuando llegue a casa editaré la foto y si se ve el fenómeno lo pondré en este post.

Pues bien, ya casi he visto los elementos meteorológicos más comunes, como antaño, pensé que acabaría el camino sin lluvia ni frío. Sin embargo no parece que a Galicia le haya llegado el dichoso Cambio Climático.

Hoy el día está nublado y todos nos quejamos de cansancio y bajón. Pensé que era yo solo pero es generalizado, debe ser que las bajas presiones nos afectan y sin embargo no sé porqué. Pienso que a más presión atmosférica más peso encima nuestro y es al contrario…

Hoy he salido de Gonzar y he llegado a Melide. Unos 32 km, solo me quedan 50 para llegar a mi destino y dos días después ver a mis hijos 🙂

El trazado es fácil, he visto muchas setas y eso me anima, en cuanto llegue a BCN indagaré si ha llovido y daré alguna vuelta en búsqueda de tan satisfactorio manjar. Ah !!! He cogido 4 Rossinyols (rebozuelos) pero al no encontrar más para cocinar los he dejado.

Y ahora voy a comer pulpo que es especialidad de Melide.

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

La guadaña


Antes de hacer mi primer Camino de Santiago vine de vacaciones a Galicia con 4 amigos. Viajábamos en coche y dormíamos en tienda de campaña (de esas pesadas de antes del Cambio Climático y de Decatlhon). Nos fascinaba aquella Galicia, más alejada de la situación social y económica de la Catalunya del momento. No habían enriquecido a los gallegos los tragimanejes de los contrabandistas. En esa época Galicia era muy rural similar a las películas “El Bosque Encantado” o “Amanece que no es poco” Nos impregnamos de música del lugar: Milladoiro, de libros sobre leyendas y tradiciones y al cabo de una semana estábamos acojonados en cuanto se ponía el Sol. Supimos que las leyendas explicaban que la Santa Compaña era una procesión de ánimas en pena que vagaban por la campiña por las noches con un vivo que portaba una cruz a la cabeza de la procesión. Éste deseaba encontrar otro vivo para librarse y cargarle la cruz y la procesión.

Las historias de Meigas y la muerte con su guadaña nos acongojaban y, siendo todos universitarios, no pudimos evitar ciertos momentos de miedo y pánico. Estábamos preparando el lugar de la acampada cuando, con el sol ya escondido, vimos aparecer en el camino una guadaña que ascendia. Era un pequeño cambio de rasante y debajo de la guadaña vimos que era portada por una vieja que sonreía desdentada, absolutamente de negro y tapada con velo del mismo color. Nos miramos sin articular palabra, y sin dar razón a lo que nuestra mente nos decía que era imposible, nos juntamos y temimos lo peor. Al cabo de unos segundos apareció un hombre, debía ser su hijo, e iba montado y sonriente en un motocultor. Agradecimos tanto esa situación cómica que rompía con la que temíamos, que respiramos aliviados. Era un ejemplo del estado mental y emocional en que nos encontrábamos. Pasamos miedo y tensión. Fue emocionante.

Al año siguiente Pepe y yo hicimos el camino (ambos habíamos estado en las vacaciones anteriores), recorrimos la Galicia interior durante horas y horas, también por el atardecer, y no vimos nada extraño ni nos envolvió el ambiente del año anterior. Pisamos.el terreno y la Santa Compaña no apareció. Otro mito desmentido… Creo…

Hoy he recorrido los mismos caminos desde Samos a Barbadelo, pocos kilómetros. Voy un día adelantado y no sabía si quedarme en Sarria o adelantar. Tras pasar unas horas leyendo periódicos atrasados, la prensa del corazón (sic), mapas y rutas, después de hablar de política con los lugareños y hacer compras de intendencia alimenticia he optado por llegar a Barbadelo. El camino ha sido hermoso, verde, frondoso, con niebla y con lluvia finísima! calabobos. Es la Galicia profunda, intensa, bellísima, que sube y baja por sus montañas. Vale la pena que lo hagas, sobre todo si debes olvidar problemas con la ex o si deseas reflexionar mientras gozas del trayecto.

Para comer en Barbadelo “La casa de Carmen” y para pasar un buen rato con el barman, “el bar de la escalinata” enfrente del albergue público de Sarria..

He disfrutado de la conversación agradable, bajo un gigantesco roble, cervezas y vino, con los que estamos albergados en el pueblo.

La tormenta amenaza, no llueve, espero que mañana aguante.

SALUT y CUSTODIA COMPARTIDA YA

A %d blogueros les gusta esto: