– Ojo, peligro, no entres en el territorio ONO


Pues ya les vale. Mejor dicho… para muchas compañías, corporaciones, empresas… cualquier medio les vale para onoquitarnos el dinero.  Conozco unas cuantas. Sé que cualquier práctica para obtener ingresos la consideran lícita. Y son lícitas dichas prácticas porque carecen de sanción, o bien la sanción es inferior a las ganancias que les reportan. Son compañías que limpian su imagen mediante la publicidad y la inversión desmesurada en promocionar la imagen de marca.

Seguro que conocéis muchas pero os hablaré de una que he tenido la mala suerte de encontrarme sin yo desearlo. No tuve otra opción que darme de alta del ADSL de ONO pues pasar a otra compañía implicaba darme de baja del antiguo número de teléfono.

El caso es que pasé 4 meses con un servicio inoperativo. Un ADSL que podías navegar siempre y cuando no enviaras información. Imposible. Después de acusarme de pirata alguna de sus excelentes empleadas que atienden las líneas de atención al cliente, coseguí que una persona entendiera que la línea funcinaba mal, no que yo me pasaba las 24 horas descargándome carísmos programas informáticos que pirateaba (ja, ja, utilizo LINUX).

Al fin, un eficiente técnico me visitó en casa y me cambió la modalidad de 3Mb por una nueva de 6Mb. Por lo que me explicó el técnico, en ONO sabían que la modalidad de 3Mb que me comercializaron no funcionaba y que si intentaba enviar información se colapsaba la ADSL. Solución, te pasamos a 6Mb, no obtendrás más de 2Mb pero navegarás y podrás a la vez enviar información. Bien -le dije- siempre y cuando no me cobren más. Estaba tan agradecido que cualquier solución me parecía fabulosa. Después de 4 meses volvía a la era de la información, a los finales del siglo XX… y ya era mucho después de vértelas con esta compañía.

Una vez que se te pasa el subidón, te das cuentas que te pasan de cobrar 35 € mensuales a 45€. Su servicio es lamentable, comercializan un producto que no funciona y cuando te lo solucionan te cobran como si te duplicaran la velocidad.

Y lo más absurdo. A ONO no les puedes hacer ninguna reclamación, lo he intendado un par de veces con diferentes argumentos y siempre es lo mismo. Su protocolo no les permite que reclames absolutamente nada.

La culpa no es de estas compañías, ellos utilizan todos los medios que tienen para, de forma inmoral, enriquecerse. Quienes tienen la obligación de velar por nuestros intereses son los políticos que nos están pidiendo nuestros votos. Ellos son los responsables de que continúen las malas prácticas. Mediante la Oficina de atención al usuario de Telecomunicaciones intento reclamar pero necesito el número de expediente de la reclamación de ONO. Absurdo ¿verdad?.

No puedo reclamar que no puedo reclamar porque no tengo forma de reclamar en ONO (ja, ja, ja…)

Reír para no llorar.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: