– 18 de Julio, #recuperarlamemoria


Uno ya tiene una edad, soy hijo de los perdedores de la guerra, igual que la mayoría. Algunos se piensan que la ganaron y no saben que todos la perdieron en forma de años de represión, atraso cultural, atraso económico… Miedo, sobre todo, mucho miedo… Incluso nuestra situación de déficit democrático tiene su origen en la guerra.

Como explicó Javier Cercas en “Anatomía de un instante” sobre el golpe de estado del 23-F, todo el mundo se acojonó y nadie sé movió;  la imagen de la guerra civil estaba tan incrustada en nuestros circuitos neuronales que impidió cualquier reacción popular.

Recuerdo a mi abuelo materno llorar cuando le pregunté, de pequeño, si había matado a mucha gente. No hablaba nunca de la guerra y cuando se hablaba del “frente”, es decir, las trincheras de primera línea, callaba, se entristecía o lloraba.

Y qué no le pasaría a mi abuela materna que estaba sola con las tres hijas… y que odiaba tanto a los italianos que habían entrado en Casalarreina

El terrible Pozo de los Perros, donde los falangistas, entre ellos un tal Patato, lanzaban sobre al río Oja a los que se habían significado como republicanos dentro de un saco y ardiendo… O los camiones cargando a los hombres sospechosos de ser socialistas para llevarlos a fusilar…

O un tío mío, llamado Pedro, muerto en el frente del Ebro, la idealización de un hermano por parte de un niño (mi padre) que vio como mis abuelos habían perdido a su hijo, y que otros dos estaban luchando en el frente de Aragón-Cataluña. Las penurias del frente de Teruel, los asaltos a las trincheras…

Recuerdos explicados por mi padre en los que, en una acción heroica, sus hermanos consiguieron reducir a unos oficiales republicanos que se estaban pasado a los Nacionales y que intentaban volar el pantano de TREMP para impedir que pasaran las tropas republicanas en la Batalla del Ebro…

O el miliciano muerto a la entrada del pueblo: Sástago, con la boca abierta en la que intentaban entrar las prosaicas piedrecitas lanzadas por los niños… Al final, todo son recuerdos de un niño que vivió la guerra y que se los pasó a su hijo, yo.

¿Qué es real, qué es mito familiar, qué es recuerdo inducido?

Muchas historias que se están perdiendo… La entrada de Franco en Bilbao, un anacronismo que mi madre recuerda y que no creo que viviera, en todo caso se lo explicaron.

O como recibió mi abuela paterna la noticia de su hijo muerto en el frente por la espalda… ¿Una bala perdida, o tal vez, un quintacolumnista, o un comisario comunista que le impidió la retirada? Mi padre prefería la muerte de su hermano mediante la traición de un quintacolumnista, es una muerte más épica, pero otras versiones de la familia dicen que era difícil ya que era artillero…

La memoria tiene eso, que te deja un sabor de boca, una idea de cómo debieron ser las cosas. La memoria se conforma a partir de los hechos vividos, los sentimientos involucrados y los aderezos particulares.

Algunos interpretan la memoria y la llaman Historia, otros como  George Orwell son la memoria: Homenaje a Cataluña.

Algunos piensan que ganaron la guerra pero su memoria tiene amnesia, todos perdieron, excepto los de siempre.

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir

Anuncios

– Desde la acampada de Plaza de Cataluña. Tierra y Libertad. Democracia Real YA


Hoy, como ayer, al estar en la acampada de la Plaza de Cataluña, no he podido dejar de recordar la escena de la película Tierra y Libertad en la que los milicanos, que han venido en su mayoría de Barcelona, ayudan a campesinos de un pueblo de Aragón en su proceso de colectivización.

Lo que veo estos días, en la protesta de Plaza de Cataluña, me evoca la escena de la película donde se representa la asamblea en el pueblo. La situación tiene algo de ingenua, es pura y demuestra lo simple que es manifestar tus ideas, expresarte, negociar soluciones y expresarte como puedas, hasta donde llegues. La película se basa en Homenaje a Cataluña de George Orwell.

Hermosa y épica la película, relato apasionado la novela y visionario su autor. Los 3 finales lamentables… La asamblea a partir del minuto 44.

Esta evocación la he expresado en una asamblea: tanto en el 1936 como en el 1977 el movimiento social de Barcelona lo redujeron y lo eliminaron. En 2011 me temo que pasará lo mismo pero mientras tanto a disfrutarlo… Cruzo los dedos para equivocarme 🙂

Mis Tweets y algunas fotos desde la plaza: http://twitter.com/#!/felixeroles

:@#~-ª.:

A %d blogueros les gusta esto: